lunes, 2 de agosto de 2021

ALBONDIGAS DE MERLUZA EN SALSA DE BERBERECHOS 



Hola amig@s:

Esta receta es muy apropiada para que tanto niños como mayores, comiencen a identificarse con el pescado que a veces les resulta negativo y que así a modo de picoteo o en un segundo plato, cuando se han dado cuenta se han familiarizado con uno de los platos que hasta ese momento era completamente negativo  y de esta forma reconocerán que estaban en un error y lo consideren pero que muy positivo…



VAMOS CON LOS INGREDIENTES 

Trescientos gramos de merluza libre de espinas

Dos patatas medianas

Un huevo

Una rama de perejil

Una cucharada de pan rallado

Un poco de pimienta molida

Aceite para freírlas

Y la sal necesaria.

PARA LA SALSA

Una cebolla mediana

Medio puerro (La parte blanca)

Tres dientes de ajo               

El caldo de cocer las espinas

Un poquito de azafrán las da muy buen color

Y un puñado de berberechos 



MODO DE HACERLO

En este caso compre una pescadilla de pincho y le dije al pescadero que me la dejara en dos filetes, y con la espina y pieles, hice un caldo, abrí los berberechos a parte y agregue el caldo que soltaron. Mientras tanto puse a cocer las patatas; cole el caldo y con un poco de sal, metí los filetes a cocer a fuego suave durante tres minutos, los saque sin gota de caldo y reserve. Una vez cocidas las patatas las dejas enfriar, las pelas las aplastas con un tenedor y las agregas al pescado junto con el resto de ingredientes. Lo amasas como si fueran las albóndigas de carne y poniendo aceite abundante en una sartén, vas haciendo las albóndigas ayudándote con un poco de harina en las manos.

Se queda una masa muy manejable y solamente necesitan un golpe de fritura y a la cazuela.

Puedes dejar la masa en reposo mientras haces la salsa; eso como mejor te parezca).


VAMOS CON LA SALSA


En un cazo pones un poco de aceite de oliva y agregas los ajos, la cebolla y el puerro; rehogas a fuego moderado durante unos minutos,  agregas el caldo de las espina y berberechos y dejas cocer un poco .Trituras pruebas de sal y lo viertes en la cazuela de las albóndigas. Como la salsa te espesara, ya verás si necesitas agregar algo de agua ya que te va a espesar; y de esta forma tú la das el punto de espesor que quieras.

Como ves es un plato de lo más sencillo y queda pero que  muy lúcido y sabroso.


 

sábado, 17 de julio de 2021

 ENSALADA DE GARBANZOS 


Hola amig@s:
Como es lógico y normal, con la llegada de los calores, vamos cambiando la forma de cocinar ya que así nos lo pide el cuerpo y sobre todo en verano casi por obligación. Y es que  con estos calores tenemos que dejar a un lado las comidas copiosas que nos podemos permitir en el invierno y al mismo tiempo estar igualmente alimentados.
Hoy os dejo esta riquísima ensalada con la que puedes jugar de mil maneras y sobre todo adaptándonos a los gustos de cada uno.
Yo he sido precavida y en lugar de comprar los garbanzos ya cocidos, he comprado las viandas apropiadas y los he cocido yo y al mismo tiempo he sacado un delicioso caldo para congelarlo y sacar una buena sopa. Esto ya es a gusto del consumidor...


LOS INGREDIENTES QUE LLEVA 
garbanzos 
bonito
tomate fresco
pimiento
cebolleta
zanahorias crudas o cocidas 
palitos de mar
aceitunas
huevo cocido
aceite de oliva 
vinagre  la sal necesaria y un poquito de agua para rebajar el vinagre 

MODO DE HACERLO

Como se ve en las fotos, todo va muy bien picadito y si os fijáis en las fotos, el huevo no lleva la yema ya que la reservo para la vinagreta por eso tiene ese color amarillento .


Unas horas antes cuando los garbanzos ya estan fríos, agrego parte del aceite del bonito para macerarlos y de esta forma quedan con un sabor perfecto . El resto de los ingredientes los preparo media hora antes y los tengo en la nevera .  


COMO HAGO LA VINAGRETA 

En un cuenco deshago con un tenedor las yemas, echo un poco de sal, el aceite, el vinagre y agrego un poco de agua fresca para rebajarla y dejarla al gusto ; lo remuevo bien para que se envuelva todo y es el momento de agregarlo  al conjunto. Lo  pruebo de sal   y lo dejo al gusto. Lo mantengo en la nevera macerando todo junto y lo sirvo fresquito .


¿ verdad que esta comestible?


martes, 8 de junio de 2021

PLATO SORPRESA 

Hola amig@s:

Como es lógico y normal, en mi cocina “por lo menos" no  se tira nada; y siempre que me sobra algo, lo suelo dar buena utilidad y  siempre con buen éxito. Pues esto fue lo que me sucedió con una bechamel de cobertura que hice precisamente para unos huevos rellenos y que decidí seguir con huevos… pero que en este caso fue una verdadera gozada cuando comprobé y probé el resultado. Solo era cuestión de buscar la forma  que mereciera la pena su aprovechamiento; y vaya si lo disfrute.


VAMOS CON LOS INGREDIENTES

Dos huevos grandes

Un poco de queso rallado

Cuatro langostinos cocidos

Un poquito de pimentón y perejil picadito

Y como doscientos mililitros de la bechamel

 

MODO DE HACERLO

Como la bechamel ya la tenía, justo a la hora de comer, me puse con los huevos que los pude hacer fritos; pero había que esmerarse un poquito y los hice en flor. Que quiere decir eso?  Pues nada que en lugar de hacerlos escalfados y directamente echados en agua cociendo, puse el papel film en una taza, agregue el huevo y con un poquito de sal, un poquito de pimentón y un poquito de perejil, cerré el papel con un hilo de cocina, y agregue el huevo al zazo con el agua cociendo durante cuatro minutos. En ese momento sacas el huevo a un plato, retiras el papel film y lo colocas en el plato  de servir con una base de la bechamel que tendrías templada y con los langostinos muy picaditos .Agregas el resto de la bechamel por encima del huevo  que le cubra bien y por ultimo el queso para fundir bien en el horno o bien en el microondas donde más fácil te sea, yo lo hice en el horno pero en el micro también queda bien; es importante que no lo tengas en excedo simplemente que funda el queso  para que la yema no se cuaje del todo. Ya verás que sorpresa más agradable  y como lo vas a disfrutar.

Como la bechamel cuando sobra suele espesar, yo coci los caparazones de los langostinos y la aclare con un poquito del caldo resultante; esto le da un toque perfecto a la bechamel.

 

 


comenzamos poniendo una base de bechamel en el fondo 


y como se ve en la foto, es la forma mas sencilla de hacer un huevo flor escalfado 




VAMOS CON LOS INGREDIENTES

Dos huevos grandes

Un poco de queso rallado

Cuatro langostinos cocidos

Un poquito de pimentón y perejil picadito

Y como doscientos mililitros de la bechamel

 

MODO DE HACERLO

Como la bechamel ya la tenía, justo a la hora de comer, me puse con los huevos que los pude hacer fritos; pero había que esmerarse un poquito y los hice en flor. Que quiere decir eso?  Pues nada que en lugar de hacerlos escalfados y directamente echados en agua cociendo, puse el papel film en una taza, agregue el huevo y con un poquito de sal, un poquito de pimentón y un poquito de perejil, cerré el papel con un hilo de cocina, y agregue el huevo al cazo con el agua cociendo durante cuatro minutos. En ese momento sacas el huevo a un plato, retiras el papel film y lo colocas en el plato  de servir con una base de la bechamel que tendrías templada y con los langostinos muy picaditos .

Agregas el resto de la bechamel por encima del huevo  que le cubra bien y por ultimo el queso para fundir bien en el horno o bien en el microondas donde más fácil te sea, yo lo hice en el horno pero en el micro también queda bien; es importante que no lo tengas en excedo simplemente que funda el queso  para que la yema no se cuaje del todo. Ya verás que sorpresa más agradable  y como lo vas a disfrutar.

Como la bechamel cuando sobra suele espesar, yo coci los caparazones de los langostinos y la aclare con un poquito del caldo resultante; esto le da un toque perfecto a la bechamel.

 


martes, 1 de junio de 2021

PALETILLAS DE CONEJO 

Hola amig@s: 

Siempre he valorado la carne del conejo al considerarla muy  sana y sobre todo muy sabrosa; pero como pasa con todas las carnes en general y debido al tipo de alimentación que nada tiene de natural si lo comparamos con años a atrás, y quizás también por las prisas en que los animales estén actos para las ventas, su calidad se ha convertido en bastante menos sabrosa y sobre todo con tacto estoposo; de ahí, que de la parte del conejo que aún se puede disfrutar, es de sus paletillas; y por eso cuando voy al súper y las veo seleccionadas en su bandeja, no me puedo resistir ; y con estas verduras que le acompañan, están pero que muy ricas. Os lo recomiendo

VAMOS CON LOS INGREDIENTES

Paletillas de conejo

Un pimento italiano verde

Un pimiento italiano rojo

Una cebolla mediana

Una patata mediana

Una zanahoria una hoja de laurel

Salsa de tomate natural

Dos dientes de ajo y una rama de perejil

Medio vaso de brandy

Aceite de oliva, y la sal necesaria.


MODO DE HACERLO

En una cazuela baja y amplia, ponemos el aceite, y colocamos las paletillas a fuego moderado alto para que se doren por ambos lados; retiramos en un plato y comenzamos agregando las verduras partidas en juliana y  por este orden. La cebolla, los pimientos, la zanahoria en rodajas y rehogamos unos minutos a fuego moderado bajo. Mientras tanto, pelamos la patata y la troceamos en cuadraditos y en una sartén con abundante aceite, la freímos a fuego medio  hasta que se ponga un poco doradita y reservamos en un plato.


Una vez pochadas las verduras, agregamos las paletillas, el brandy, el majado de ajo y perejil con el agua necesario que casi lo cubra, la salsa de tomate y el laurel; agregamos un poco de sal, y  ponemos todo junto a cocer a fuego moderado; el tiempo dependerá del tipo de olla que decidas poner.

Y aquí tienes la prueba evidente de un rico guiso completamente natural.



lunes, 17 de mayo de 2021

REBOZADO DE PUERROS EN SALSA BERDE 

Hola amiga@s

Es increíble como de la forma más económica y sencilla puedes hacer un plato que si te lo sirvieran en un restaurante de lujo, estoy segura que te cobrarían un buen dinerito y que al hacerlo tú en casa, es de lo más económico y con unos sabores frescos y naturales al mismo tiempo que has disfrutado de su sencilla elaboración. Por eso yo siempre os animo a que disfrutéis de las cosas que podemos hacer en nuestra casa para el disfrute de los nuestros  y que no tiene comparación; (eso no quita que de vez en cuando demos un descanso a la persona o personas que se ocupan de nuestro estomago…)





lo puedes hacer de dos formas diferentes como en esta foto con el toque final del gratinado a la hora de servirlo.

  
Y aquí, con este rico crujiente de puerros y sus huevos de codorniz.




VAMOS CON LOS INGREDIENTES

dos puerros (solo la parte blanca)

tres huevos de codorniz

dos dientes de ajo

media cebolla

una rama de perejil

una cucharadita de harina

queso para fundir

aceite de oliva y la sal necesaria

MODO DE HACERLO

Como bien he dicho, es de lo más sencillo y divertido y solo tienes que trocear el blanco de los puerros en tres o cuatro centímetros y poniendo agua en un cazo con un poquito de sal, los pones a cocer a fuego muy moderado para que no se rompan. El tiempo de cocción será dependiendo de lo tiernos que sean los puerros; peo lo sabrás, comprobando con la punta de un cuchillo que al meterla en el puero, esta caiga solo. Una vez cocidos, los pones a escurrir en un colador y luego los envuelves en papel de cocina para que terminen de orearse y no salten al freírlos. Mientras tanto, pones un poco de aceite en un cazo, picas los ajos y cebolla y rehogas unos minutos. Cuando estén blandos, agregas la harina, remueves para que se cocine y agregas el caldo de cocerlos. Lo tienes cociendo diez minutos y terminas triturándolo con la batidora. Es el momento de agregar el perejil y poner de nuevo al fuego para que reduzca un poco hasta que la salsa quede ligadita como ves en la foto. Pones abundante aceite en una sartén enharinas los puerros y los pasas por huevo batido y a fuego moderado alto, los vas friendo hasta que estén doraditos.  En la presentación del plato veras que tienes dos presentaciones diferentes de forma que si lo quieres gratinado, solo tienes que agregar el queso de fundir y a la hora de ponerlo en la mesa, lo das un golpe de microondas; y si lo quieres con el crujiente de puerro, coges un trozo de puerro, lo partes a la mitad lo picas en juliana; y en el mismo aceite de freír el rebozado de puerro, en un  plis plas lo has frito, removiéndolo para que se dore por igual; lo pones en papel de cocina para que deje el exceso de aceite, y a servir; al mismo tiempo que lo acompañas con huevos de codorniz.

“No me digas que no es un plato perfecto.”

 


 

lunes, 10 de mayo de 2021


PATATAS A LA IMPORTANCIA CON ALMEJAS 

Hola amiga@s:

El nombre de este plato ha marcado historia en nuestra cocina tradicional porque creo que (por lo menos en mi generación,) es uno  de los platos que más nos  recuerda a nuestra infancia y que por supuesto sigue estando en nuestra cocina. Nuestras madres, lo solían  hacer en los días de fiesta como algo especial a pesar de su sencillez; ya que su salsa consistía en una salsa verde y ni por asomo como la que lleva hoy con estas espectaculares almejas que le  han dado un toque al plato espectacular, “pero aquellas nos sabían a gloria vendita…”Por este motivo quiero publicarlas para que con almejas o sin las almejas, sigan presentes en nuestra tradición…










Una vez pochadas las verduras agregamos los líquidos y cocemos unos minutos 


Trituramos bien y queda lista para agregar a las patatas .


dejamos cocer para al final agregar las almejas y rectificar de sal si fuera necesario 


Y este sera tu resultado.



 

VAMOS CON LOS INGREDIENTES

Para cuatro personas

Seis patatas medianas

Una cebolla mediana

Tres dientes de ajos

Medio puerro la parte blanca

Una rama de perejil

Dos huevos para rebozar y un poco de harina

Aceite abundante para freírlas

Un poco de colorante y la sal necesaria

MODO DE HACERLO

Primero de todo, ponemos en un cazo tres cucharadas de aceite de oliva y comenzamos a rehogar las verduras a fuego moderado. Mientras tanto con un poco de agua en un cazo, ponemos las almejas al fuego para que se abran pero justo hasta que se abran. Colamos el caldo y quitamos las almejas del caparazón y reservamos a parte del caldo.

Cuando las verduras estén blanditas, agregamos el caldo de las almejas junto con medio litro de agua y dejamos cocer unos diez minutos, trituramos las verduras y reservamos.

Pelamos las patatas lavamos, y troceamos en rodajas de medio centímetro, salamos y en una sartén amplia, echamos el aceite; pasamos  las patatas, por la harina  y el huevo batido y a temperatura moderada, vamos friendo en tandas hasta que comiencen a dorarse como se ve en la foto. Vamos colocando en una cazuela amplia  y baja y cuando ya estén todas fritas agregamos el caldo y ponemos a cocer a fuego moderado bajo para que no se rompan. Cuando ya estén blanditas, agregamos las almejas, el colorante si no lo has agregado antes y rectificamos de sal si fuera necesario.

Verás que consumen bastante caldo; así que según veas, vas rectificando y veras que te queda una salsa exquisita.

               

  

lunes, 3 de mayo de 2021


 BIZCOCHO DE CHOCOLATE Y MASCARPONE 

Hola amigos:

Este bizcocho lo vi en “el rincón de belén,” y a pesar de que yo no soy muy de chocolate, me sorprendió de tal forma al ver lo esponjoso que quedaba a parte de lo sencillo de elaborar, que no pude por menos de rescatarlo y  al día siguiente sin más, pude comprobar que era real y sobre todo la textura y suavidad que el mascarpone lo da; y que al cabo de unos días se conserva igualmente bien. Por eso os recomiendo que no dejéis de hacerlo.





INGREDIENTES

Cuatro huevos de talla L

150 gramos de harina normal 

50 gramos de cacao en polvo 

250 gramos de mascarpone

200 gramos de azúcar 

 16 gramos de levadura en polvo (un sobre)

 Una cucharada de vainilla

Y azúcar glas vainillado (opcional)


MODO DE HACERLO

Antes de comenzar, os aconsejo que tanto los huevos como el mascarpone, lo tengáis a temperatura ambiente para que quede más esponjoso. 

Comenzamos batiendo los huevos un poco y seguidamente agregamos el azúcar y batimos hasta que doblen su volumen.

 Agregamos la vainilla y en un colador, tamizamos la harina, el cacao y los polvos de hornear y con la batidora lo batimos un poco para terminar con la  espátula; ya que si lo hacemos todo el tiempo con la batidora, activaremos el gluten de la harina y correremos el riesgo de que nos quede duro; así que una vez envuelto por igual, lo volcamos en un molde previamente untado con mantequilla y lo incorporamos al horno que tendremos calentando a 180. 

Mi molde es desmontable y de veinte centímetros; y el tiempo que lo tuve en el horno fueron 50 minutos, peo ya sabéis que cada horno es distinto; así que a los cuarenta minutos puedes abrir el horno y con un palillo comprobar cómo va.

Lo sacas y en unos minutos lo desmoldas y dejas enfriar en una rejilla para cuando esté totalmente frio, poner el azúcar en polvo por arriba y ya lo puedes disfrutar.

Te va  a encantar.

 

Como se puede apreciar, queda espectacular y con una textura muy suave.


domingo, 25 de abril de 2021

 CABBALLA AL HORNO




Hola amioga@s:

Siempre digo que hay que disfrutar de las cosas fundamentalmente  cuando estas estén en temporada; ya se trate de verdura, frutas o en este caso de estas caballas que en estos momentos estan deliciosas; además son de un tamaño de ración y si las pones al horno con una base de patatas panadera, tendrás una comida de lo más completa; eso no quiere decir que también las puedas hacer de otras formas.

Esta será la base  para ese rico asado.

que  una vez fritas colocas los filetes encima ya aliñados y listos para entrar en el horno

Y en los minutos que mas o menos te indico, podrás disfrutar de este rico asado 




VAMOS CON LOS INGREDIENTES 


Para dos caballas de ración


Una patata mediana

Una cebolla mediana

Dos dientes de ajo y una rama de perejil

Una cucharada de vinagre normal

Aceite de oliva y sal.

MODO DE HACERLO

 

Le pides al pescadero que te quite la espina central y la cabeza; pero ¡no lo tires!, esto te servirá para hacer un fume o caldo junto con un trozo de puerro y cebolla, en un cazo con un poco de agua lo pones a cocer durante unos quince minutos y te vendrá de maravilla para echarlo por encima de la base de patatas panadera cuando metas el pescado en el horno.

Mientras tanto, pelas las patatas y cebolla en rodajas y en abundante aceite de oliva lo fríes: pones el horno a doscientos, lavas y secas la caballa y la pones encima de las panaderas con un poco de sal; majas el ajo y perejil, incorporas el vinagre y un poco de agua y lo vuelcas encima de la caballa agregas dos cucharadas del aceite de freír las patas y lo metes en el horno por espacio de ocho o diez minutos; veras que tus caballas han quedado perfectamente echas y jugosas.

Te recomiendo que no te pases de tiempo con el horno porque entonces perderá todo su encanto ; yo con el tamaño que ves en estas caballas, fueron suficientes ocho minutos y quedaron súper jugosas (osea en su punto)


domingo, 18 de abril de 2021

COMO DISFRUTAR DE UN MARMITACO SIN ESPINAS 

 





Hola amigoa@s

Está comprobado que  lo que hace enriquecer el sabor de un plato es  el proceso de cocinarlo, según estos platos son las pieles y fundamentalmente  las espinas; porque  es verdad que en todas las casas, siempre hay alguien que odia encontrarse con ellas y por eso hay un rechazo con determinados pescados. En casa es justo lo que sucede cuando hago un marmitaco o  patatas con bacalao. Pero es verdad que se puede solucionar limitándose a elegir los trozos centrales que están libres de espinas; pero no nos engañemos, que el sabor nunca tiene nada que ver y solo se disfruta de la comodidad de no encontrarte con ellas; por eso es muy importante buscar la forma de solucionar ese problema que es de lo más sencillo y que una vez que compruebes la diferencia, no volverás a ignorarlo.


Una vez quitadas las pieles y espinas, ya lo tenemos listo para cocinar.


Y con un poco de agua en un cazo , agregamos un poco de puero y cebolla para sacar un rico caldo .


Y este ha sido el resultado después de cocer durante veinte minutos .




VAMOS CON LOS INGREDIENTES

Para cuatro personas

Medio kilo de bacalao de las  orejas y  parte de la cola

Un kilo de patatas

Una cebolla mediana

 Un pimiento rojo o verde mediano

Un trozo de puerro (la parte blanca)

Una zanahoria

Dos dientes de ajo y una rama de perejil

Tres cucharadas de salsa de tomate (mejor natural)

Aceite de oliva y sal

MODO DE HACERLO

Primero de todo, troceamos y ponemos el bacalao en remojo durante veinticuatro horas cambiándolo tres veces el agua. Cuando llegue el momento de cocinarlo, con un cuchillo comienzas separando  las pieles y espinas, y en un cazo con media cebolla y un trozo de puerro, lo pones a cocer durante quince o veinte minutos. Lo cuelas y reservas. Mientras tanto, pones el aceite en una cazuela amplia y comienzas agregando las verduras por este orden; la cebolla, el pimiento,  el puero y la zanahoria  y durante unos minutos, lo vas rehogando a fuego moderado; agregas la salsa de tomate y por ultimo las patatas troceadas normales .Es el momento de agregar el maravilloso caldo que tienes reservado; y si no llega a cubrir las patatas es el momento de hacer el majado del ajo y perejil y completarlo con el agua restante .Pones un poco de sal y durante veinte minutos lo pones a cocer a fuego moderado. Cuando las patatas estén cocidas, es el momento de agregar los trozos de bacalao libres de espinas ; lo dejas que cueza dos minutos y terminara de hacerse con el calor residual de la cazuela; de esta forma quedara una textura perfecta y podréis disfrutar de un delicioso marmitaco.

“NO TE LO PIERDAS  DE VISTA.”                                                                                                                              

domingo, 11 de abril de 2021

PASTEL DE CARNE CON SALSA DE CHAMPIÑONES 






Hola amioga@s: 

Es bien cierto que nuestra cocina es tan variada, que podemos hacer y jugar con el mismo plato, infinidad de variedades y todas igualmente ricas; sobre todo, porque las podemos adaptar a nuestras costumbres; o a nuestros gustos. Y es lo que yo normalmente suelo hacer cuando veo algo que me atrae pero que quizás en mis costumbres sobran determinados sabores que bajo mi punto de vista, pueden anular la materia prima del plato algo que yo considero un poco injusto,” por la cantidad de especias que a veces veo y que para mis gustos culinarios me lo parecen ; por ese motivo, siempre termino haciéndolo mío…

Y eso fue lo que me pasó con este plato que al final lo único que quedó fue su materia prima, pero que mereció la pena su cambio.



En mis hábitos de cocinar, es fundamental que la cebolla antes de incorporarla al adobo de la carne, sea ligeramente pochada durante unos minutos para que realce su sabor; creo que hay que sacar el mayor partido posible ; mas cuando estan en juego los sabores.


Al  igual que el beicon mejora bastante si antes lo pasas por la trituradora y lo unes dos minutos al rehogado de  la cebolla 


 



Una vez seguidos esos pasos, ya lo puedes incorporar a la carne con el resto de ingredientes .Te va a enriquecer de manera sorprendente; este es mi consejo.




En este paso, lo amasamos todo para que quede completamente integrado por igual
y si es del dia anterior, mejor.

Y una vez bien amasado, lo colocamos en el molde para meter en el horno 



VAMOS CON LOS INGREDIENTES

Un kilo de carne picada mitad de ternera, mitad de cerdo

Dos huevos

Tres rebanadas de pan sin corteza

Dos cucharadas de pan rallado

Una cebolla mediana

Doscientos gramos de beicon en tiras

Tres dientes de ajo y dos ramas de perejil

Tres cucharadas de aceite de oliva

Y una cucharada de pimienta molida

Un poco de leche

Y la sal necesaria

MODO DE HACERLO

 Primero de todo, ponemos las rebanadas de pan en la leche para que empapen bien. En un cazo ponemos el aceite y agregamos el ajo bien menudo junto con la cebolla igualmente picadas y un poquito de sal y comenzamos rehogando a fugo moderado hasta que este blandito, agregamos el beicon rehogamos y  reservamos. En un bol amplio, volcamos la carne y comenzamos a incorporar todos los ingredientes por este orden. Los huevos el pan rallado, el perejil muy bien picado, la pimienta, las rebanadas de pan bien escurridas el beicon con la cebolla y ajo. Agregamos la sal, y amasamos bien hasta que esté todo bien integrado y lo dejamos en reposo; esto lo puedes hacer de un día para otro).

A la hora de cocinarlo, colocamos un papel de horno en el fondo del molde rectangular y lo vamos colocando de forma bien prensada para que no queden huecos y lo metemos en el horno previamente calentado a doscientos grados durante cuarenta y cinco minutos; ( esto depende del horno ).

Mientras tano, vamos haciendo la salsa que a continuación os explico.




INGREDIENTES 

 doscientos gramos de nata para cocinar

Doscientos gramos de champiñones pequeños

Un vaso de leche normal

Media cebolla y un diente de ajo

Una cucharada de pimienta molida

Cincuenta gramos de un buen chorizo

Dos cucharadas de salsa de tomate 

Aceite de oliva y sal


MODO DE HACERLO 


 Esta salsa la puedes tener preparada con antelación; y si no es así, mientras se hace el pastel en el horno, pones el aceite en un cazo,  y rehogas el ajo y la cebolla; troceas los champiñones y el chorizo y  agregas la harina, remueves, agregas los champiñones, rehogas un poco, agregas la salsa de  tomate, y dejas cocer a fuego moderado unos minutos.

 Por ultimo agregas la nata, la leche y la pimienta dejas cocer cinco minutos y lo trituras todo. Lo pones a cocer de nuevo para comprobar su consistencia, pruebas de sal y tu salsa estará perfecta .

lunes, 5 de abril de 2021

 




TORRIJAS RELLENAS DE CREMA PASTELERA 







Hola amiga@S:
Hoy os traigo una receta de torrijas que a pesar de  que sus principios  básicos son similares a las tradicionales, llevan una variedad que las transforma en una agradable sorpresa ya que llevan la forma de rulo y con la sorpresa de una deliciosa crema pastelera que por si esto no fuera suficiente, las rematamos con un almíbar de limón y que os puedo asegurar que es un verdadero manjar.
 No necesitamos un pan especial; como se ve en la foto esto se consigue con rebanadas de pan tierno sin corteza .



 
Con un rulo para estirar las masas pasamos a las rebanadas para que nos queden así de finas y podamos enrollaras con la crema sin que se nos partan y queden con una bonita presencia  .



Es imprescindible hacer la crema lo primero para cuando las vayamos a rellenar que este completamente fría; y metida en una manga pastelera lo hacemos con toda la facilidad. 



Para que no nos den problemas a la hora de freírlas, cogemos con una brocha de cocina y las pintamos en la parte final de la rebanada con el huevo que tendremos preparado para rebozarlas  de esta forma quedan muy bien selladas como se ve en la foto.







VAMOS CON LOS INGREDIENTES 


Para la crema pastelera 
200  ml de nata para montar 
300 ml de leche normal 
5 cucharadas de azúcar
3 yemas de huevos talla L
50 gramos de maicena 
una rama de canela
unas pieles de limón 
MODO DE HACERLA
Ponemos la leche y la nata en el fuego con la canela el azúcar y limón pero antes separamos  como medio vaso de leche para diluir en frio la maicena que junto con las yemas batiremos ; y una vez tengamos la leche aromatizada y retirada del fuego, lo volcamos poniendo un colador para evitar algún grumo y es el momento de ponerlo de nuevo al fuego moderado alto, y con unas varillas, ya no dejaremos de remover hasta que nos quede una crema fina y consistente .
La incorporamos en un cuenco y tapamos con un papel fim hasta que esté templada para meter en la manga pastelera y  en la nevera hasta el momento de rellenar las torrijas .


 

VAMOS CON EL RESTO DE LA RECETA 
Para empapar las torrijas 
leche normal 
pieles de limón 
azúcar al gusto
y canela en rama 
 dos huevos para rebozar
aceite de oliva suave para freír 

Infusionamos la leche con las pieles de limón y la canela en rama  y dejamos templar y empapamos las torrijas; retiramos a una fuente, ponemos el aceite en una sartén y una vez caliente, vamos pasando las torrijas por el huevo, y freímos hasta que cojan este bonito color, las colocamos en una fuente, regamos con el almíbar y por último con el azúcar y canela en polvo y así las tienes listas para disfrutarlas.










fresquitas de la nevera, como un delicado manjar que si las pruebas ya no querrás otras.





VAMOS CON EL ALMIBAR

Ponemos en un cazo un vaso de agua con cuatro cucharadas de azúcar,
una cucharada de vinagre normal, y ralladura de limón y dejamos que hierva dos minutos para que el azúcar se disuelva y retiramos del fuego .Una vez templado o frio  ya lo tenemos listo para incorporarlo por encima de las torrijas. La esencia de este almíbar, la unión del limón con el vinagre, no te olvides.