martes, 7 de junio de 2011

CABRACHO AL HORNO CON CRUJIENTE DE PUERRO.

Estoy convencida que la forma mas sabrosa y sana a la hora de degustar determinados platos, es el horno.
Me encantan las cosas al horno por su sabor , textura y limpieza.
Hay personas que se privan de ello por la diferencia que existe con el gasto de luz, pero no nos damos cuenta que igual esa diferencia muchas veces, la gastamos sin darnos cuenta en cosas que encima en lugar de beneficiarte, es justo lo contrario; así que yo por mi parte, creo que al horno le saco bastante partido y por lo tanto, disfruto de él...
Bien es verdad que tiene que haber gustos para todos...y por lo tanto, todo es respetable.
Ahora paso a explicaros el desarrollo de este riquísimo cabracho, que estaba delicioso.

 Este tipo de pescado me encanta, pero siempre procuro hacerlo de forma que las espinas no sean un impedimento a la hora de degustarlo y que al mismo tiempo, me den una utilidad.
Por lo tanto y pensando en hacerlo de la forma que mas me gusta, ( osea al horno) decidí quitarle la espina central y la cabeza; y con ello hice el fumet para luego ponerlo de fondo a la hora de meterlo en el horno.
CREO QUE FUE UN GRAN ACIERTO.


 Mientras el horno se ponía a punto,con un diente de ajo y una rama de perejil todo muy picadito, lo hice un poquito en la sartén con dos cucharadas de aceite y un chorrito de limón, para después echarlo por encima a la hora de incorporarlo en el horno

VAMOS CON LOS INGREDIENTES.
Un carpacho de ración
medio puerro para hacer el fumet
un diente de ajo
una rama de perejil
un puerro ( la parte blanca para hacer el crujiente)
aceite , sal,y un chorrito de limón.
MODO DE HACERLO.

Una vez quitada la cabeza y sacada la espina central,( esto te lo puede hacer el pescadero) lo pones a cocer durante diez minutos en un poquito de agua ( lo justo para cubrir el fondo ) con el medio `puerro y un poco de sal.
Pones el horno al máximo y mientras se pone a punto, picas el ajo muy finito junto con el perejil y con el aceite en la sartén, lo refríes un poco, para una vez salado el pescado y colocado en el asador con el fondo del fumet, lo echas por encima con el chorrito de limon  y lo metes en el horno durante ocho minutos.
Siempre tenemos que tener en cuenta no pasarnos de tiempo para luego disfrutar de su textura.
Mientras se hace el pescado, picamos el puerro en juliana y lo damos un golpe en la sartén moviéndola con una paleta o tenedor,  hasta que se vaya poniendo dorado; pero cuidado, por que si se dora en esceso, amarga.
Este crujiente con una gotita de sal, queda perfecto.





3 comentarios:

MARÍA JESÚS dijo...

Te ha quedado riquísimo y con el crujiente de puerro menuda guarnición. Arzak hace un pastel de cabracho, prueba a prepararlo que seguro que triunfas. besitos y feliz día...

imaginacion dijo...

Gracias Maria Jesus por tus animos.
Pues ahora que lo dices, nunca se ma ha ocurrido hacer el pastel de cabracho.
Siempre suelo hacerle de lenguado o pescadilla . Creo que su textura resulta muy fina ( claro que nunca comparable con Arzak...
Besos.

admin dijo...

que rico está el cabracho hay que ver como un pescado tan feo puede estar tan sabroso!