lunes, 15 de diciembre de 2014

CODILLO DE CERDO ASADO

Como dice el dicho popular “del cerdo, hasta los andares”.


Hoy os dejo con un codillo de cerdo al horno; con una base de patatas panadera y el complemento de pimientos y cebolla de temporada, que hacen que su sabor sea todo un éxito en su  conjunto.
Es la primera vez que no lo compro en fresco directamente de la carnicería.
Resulta que sin buscarlo, un día de los que hacia la compra en Mercadona, me encontré con un envoltorio en la sección de envasados y asados, y me llamó la atención porque ya venía cocido.
Me pareció una buena idea a la hora de avanzar en la cocina, y a pesar de que según las explicaciones solo precisa meterlo en el horno o microondas  a calentar, me parecía que algo tan rico, merecía un acompañamiento  para no presentarlo tan solo.

Como las patatas panadera les van muy bien a cualquier tipo de asado, no me lo pensé dos veces y el resultado ha sido perfecto.



preparadas las patatas cebolla,ajo y pimiento con un golpe de fritura,


Es la cama perfecta para que ingrese en el horno este codillo.


Y después de unos minutos horneado,fijaros que resultado.


Quitamos el hueso central, y con este aspecto comenzamos a disfrutarlo.




INGREDIENTES QUE HE UTILIZADO.

Una patata mediana
Un pimiento verde
Una cebolla
Tres dientes de ajo
Una rama de perejil
Dos cucharadas de vinagre normal
Aceite de oliva y la sal necesaria.

MODO DE HACERLO

Pelamos la patata en rodajas a la mitad,  la cebolla y el pimiento en Juliana, y dos dientes de ajo en láminas.
Ponemos abundante aceite de oliva en una sartén y freímos el conjunto a fuego más bien fuerte para que se doren un poco, pero que no se quemen.
Mientras tanto encendemos el horno, lo  colocamos en una fuente libre de aceite, y hacemos un majado de ajo y perejil, completamos el mortero con agua, y el vinagre; y lo vertemos en el asador.
Ponemos un poco de sal a las patatas, ponemos el codillo encima (este no precisa sal) regamos con un hilo de aceite de la sartén donde freímos, y lo dejamos en el horno durante quince minutos.
Apagamos el horno y lo dejamos otros cinco minutos con el horno entre  abierto y listo para disfrutarlo.
Con este codillo, comen dos personas un segundo plato.



viernes, 5 de diciembre de 2014

" APRENDIENDO A COMER."

Hoy quiero dedicar esta recta a todas esas personas adultas que son tan negadas a las verduras y cómo no, al pescado.
A mi me parece que es una pena; por que se  ven muy limitadas y encima no llevan una dieta adecuada.
Yo pienso que son costumbres adquiridas y arrastradas desde la infancia y que nunca han tenido la curiosidad de reconocer tan preciados sabores.
En el caso de los niños, creo que con un poco de imaginación, se les puede ir metiendo en vereda con pequeños disfraces y combinaciones...
Por eso hoy quiero dejaros algo que a mi particularmente me ha dado buenos resultados, y que se han limitado a comer con los ojos, pero no han visto mas allá...
Esto suele suceder cuando ponemos en plan de" plato combinado..." (un poco de aquí...otro poco de allá..)y al final, no se han enterado de lo que han comido.
Titulo de la receta, el que se te ocurra.
Creo que después de ver el colorido del plato, poco importa su titulo.


El elemento fundamental para el cebo, suele ser el huevo que ¿quien  se resiste ante su presencia?.
En este caso es un huevo en flor, o escalfado decorado con un poquito de pimentón y perejil para darle vistosidad...
Siguiendo la decoración,unos ricos calamares en su tinta, que su sabor no delata demasiado al pescado...
Y para terminar con las vitaminas, una bonita corona de pisto disfrazado con manzana para anular los sabores y acidez del tomate. Os aseguro que da grandes resultados.


En estos pinchos hemos camuflado  primero la cebolla con las patatas panadera como base de la tostada ; para seguir con una rodaja de huevo cocido, unas croquetas de bacalao, y lo mas curioso e importante, unos bastoncillos de pescadilla libres de espinas y en tempura. ( Su titulo suele ser...bastoncillos de pollo) 


Estos son los bastoncillos de pescado . que justo con el majado de ajo , perejil y su toque de limón, forman un buen complemento con la tempura.


Y estos los de pechuga de  pollo que quedan jugosos por dentro y crujientes por fuera.


Creo que os he dado una buena pista para solucionar esos problemillas ...
El desarrollo de estas recetas, lo encontrareis en mi blog.