jueves, 14 de mayo de 2015

CREMA DE MEJILLONES

Hoy os dejo esta rica crema de mejillones que a parte de sencilla, es de unos sabores muy particulares y que va a hacer las delicias de vuestra mesa.
Ya sabemos que hay infinidad de cremas; pero es verdad que el sabor de este molusco, es de lo mas fino y delicado en cremas.
Para las personas que somos de un buen comer, estos platos son una delicia.
Estoy segura de que no os vais a arrepentir.





No me cansare de repetir de la importancia que tiene en los platos la base de un buen refrito de verduras lleno de sabores y vitaminas.


Y por si faltara algo, este cremoso y suave queso, forma el matrimonio perfecto



Y con este resultado final....  a disfrutar.







INGREDIENTES



Para seis personas, yo compré una bandeja de los mejillones que vienen solo con una concha, y que traen bastante caldo y ese caldo es una delicia; porque hace que su sabor enriquezca mucho mas la crema.
Tres puerros solo la parte blanca
Una cebolla
Dos patatas medianas
Tres zanahorias
Cinco lonchas de tranchetes o quesitos en porciones.
Aceite de oliva y la sal necesaria.

MODO DE HACERLO.

Escurrimos los mejillones de su caldo y los quitamos la barba que normalmente queda en su interior.
Ponemos el aceite en una cazuela y comenzamos a rehogar por este orden. La cebolla,y  el puerro , lo rehogamos durante unos minutos a fuego moderado junto con la zanahoria.
Por ultimo agregamos los mejillones y la patata y seguimos rehogando.
Incorporamos el caldo de los mejillones y algo de agua si fuera necesario.
Tenemos que tener en cuenta que va a ser una crema y no convienen pasarnos de liquido.
Cuando este ya cocido todo, agregamos los tranchetes y dejamos otros cinco minutos.
Lo pasamos por la trituradora, y si nos queda demasiado espeso, agregamos un poco de leche para que le  de mas suavidad.
Rectificamos de sal, y lo pasamos por un colador para librarnos de los hilillos que pueda quedar de las fibras de los puerros.
De esta forma queda una crema muy fina y con una textura muy rica.


lunes, 27 de abril de 2015

TARTA DE HOJALDRE PICADO

HOLA A TODA@S:

La tarta que hoy os traigo, la hacen a qui en Ávila en una pastelería y aquí en casa gusta tanto, que ya he decidido quedarme  con su patente...y de esta forma hacerla mas a menudo y disfrutar también de su elaboración.
Hoy os la presento de forma circular, la podemos hacer de la forma que  queramos; ( alargada, cuadrada;) lo que ocurre es que al hacerla el hueco en el centro, queda como muy curiosa y luce mucho y sus porciones dan mas juego a la hora de partirla. ( Bueno estas cosas van en cuestión de gustos).
La combinación de la crema pastelera como base y encima la nata, es perfecta; pero lo mas estupendo esta en el contraste que hace el crujiente de hojaldre que recubre el final . Es sorprendente y no resulta nada empalagosa.
Estoy segura de que si nunca la habéis comido, os va a sorprender.



Si la haces circular, estos son los pasos a seguir

Es muy importante hornear todo el hojaldre que te sobre ; porque sera justo lo que necesites para desmenuzarlo y ponerlo de cobertura.


Una vez este frío el hojaldre, lo abrimos a la mitad con un cuchillo de sierra


como se ve aquí; ya que solamente necesitamos entero, la base .

 


Cuanto mas cubierta del hojaldre triturado os quede, mejor. 




  
INGREDIENTES.

Yo utilice una lamina del Lid el
Doscientos mililitros de nata para montar
 1/2 litro de leche para la crema pastelera
Y un huevo para pintar.

MODO DE HACERLA

Muy sencillo.Como veis hacemos un circulo del tamaño que queramos y luego con un corta pastas o molde de montar platos, hacemos el del medio y pincelamos de huevo.
Con ese mismo molde vamos cortando el resto como se ve en la foto y así horneamos todo ya que luego nos vendrá muy bien .
Ponemos de antemano el horno a ciento ochenta y en unos diez minutos tenemos el hojaldre listo.
Lo dejamos enfriar bien, lo partimos por el centro y tanto la capa de arriba como lo restante de la placa, lo trituramos dejando solo la base de la tarta.
Una vez fría la crema pastelera, la metemos en una manga y la ponemos en la base del hojaldre. Agregamos la nata montada y lo cubrimos con todo el hojaldre que hemos triturado o desmenuzado con las manos. 
Mantenemos en la nevera hasta la hora de llevarla a la mesa y disfrutamos de una tarta muy sencilla y muy rica.