domingo, 1 de marzo de 2015

HOJUELAS DE CARNAVAL

Hola amigo@s :
Aunque con unos días de retraso, quiero ofreceros este postre tan típico de los carnavales y sobre todo deciros que para mi es un tanto especial por todos los recuerdos que en mi aflora .
Tanto las hojuelas como las torrijas, creo que fueron una de las primeras experiencias que yo viví en la cocina debido a que por mi tierra  " Palencia". Tanto en carnavales como en semana santa, nos reuníamos en pandillas de chicas y haciendo uso de la generosidad  de cualquier casa ...nos pasábamos la tarde  demostrando lo que cada una sabíamos...( esto siempre con la miranda de alguna experta...) para luego compartirlo con los chicos de la panda...
El misterio de las hojuelas, ( a parte de su sabor ) consiste en que queden totalmente huecas por dentro, pero creo que por aquel entonces, no nos preocupaba demasiado ese punto; y para nosotras era mas importante la vivencia de aquella tarde ; y  aunque  salieran de una u otra forma, nos sabían a gloria..



.Es importante dejar la lamina de la masa fina antes de cortarla en forma de rombos.


 Y la temperatura del aceite estar en su punto, cuando al meter la hojuela, se infle de inmediato.
Ese es su verdadero punto; y a partir de entonces, quedaran así como las ves en la foto.



INGREDIENTES



Dos huevos

Un vaso de aceite.

Un vaso de vino blanco,

Medio de orujo.

Cinco cucharadas de azúcar.

Medio sobre de levadura.

Y la harina que admita.

MODO DE HACERLO.

Se baten los huevos, se agrega el aceite, el vino blanco, el orujo, se envuelve bien, se agrega la levadura, con la harina.
Cuando ya no se mueve bien, se saca del recipiente, se pone en la mesa, y se empieza a amasar con las manos.
Se sigue echando la harina que admita.
Se deja en reposo durante una hora. Se pone abundante aceite de girasol en una sartén grande y mientras calienta, se va extendiendo la masa en porciones.
Tiene que quedar muy fina, para que se queden huecas, y no tengan masa por dentro.
 Cuando se sacan de la sartén, se espolvorean con azúcar. 
Se comen frías.




lunes, 16 de febrero de 2015

COULANT DE CHOCOLATE

Aquí le tienes… 

Mi  volcán de chocolate. 

Creado por  ” un gran chef  francés. “  MICHEL BRAS “ fue el que le llevó al reconocimiento  mundial.
 ” A parte de otros muchísimos  platos.”

Cuando lo elaboro en mi cocina y me viene a la memoria su gran prestigio, parece que hasta me tiembla un poco el pulso pensando en todo su recorrido y fama .

Eso es lo bueno de la cocina; que sin tratar de ponerte a la altura de esas grandes personalidades, sí  la puedes disfrutar gracias a su generosidad.

Así pues, hoy yo lo quiero compartir con tod@s  l@s  que esteis dispuet@s  a disfrutar de algo tan rico, que sobran las explicaciones.




Al partirlo, se desborda su interior y sale esa crema maravillosa..

 

por eso la definición de " volcán de chocolate"


este es el momento  de diluir la mantequilla con el chocolate al baño María 


y este es su resultado


Este paso de tamizar la harina en el momento de introducirla en la mezcla, es fundamental.


y no menos el blanqueo de los huevos con el azucar


En este punto ya tenemos todos los ingredientes dispuestos para poner en los moldes


En este paso, les untamos con mantequilla y luego en lugar de harina, les ponemos un poco de cacao


les llenamos hasta este punto


Y para conservarlos en el congelador el tiempo que queramos, les tapamos como se ve en la foto


Estos que veis a continuación, solamente estuvieron semi congelados.
 Lógicamente el tiempo en el horno, fue de ocho minutos.


os puedo asegurar, que quedaron deliciosos 


fijaros que aspecto y textura. Estoy segura de que os va a encantar.




INGREDIENTES
Cuatro huevos
75 gros de mantequilla
75 gros de azúcar vainillado  ( o licor de vainilla )
75 gros de harina tamizada
115 gros de chocolate de cobertura
Y moldes de albal o flaneras
(Con  estas cantidades, me salieron siete  moldes)

MODO DE HACERLO.

Comenzamos poniendo un poco de agua en un cazo a calentar, para poner encima un cuenco con la mantequilla y el chocolate troceado; procurando que solo llegue a calentar el agua y en dos o tres minutos, tendrás  el chocolate y la mantequilla desechos.

Lo cambias de cacharro para que se vaya atemperando y mientras tanto, bates los huevos y el azúcar  con unas varillas eléctricas hasta que blanqueen y aumente su volumen.  Este paso es importante porque como este bizcocho no lleva levadura, te va a quedar mas esponjoso.

Como el chocolate junto con la mantequilla  ya lo tendrás a temperatura moderada, lo incorporas a la mezcla y sigues envolviendo para agregar en ultimo lugar la harina que tendrás tamizada con un colador.

Mientras reposa la mezcla, vas untando los moldes con mantequilla y luego echas unos polvitos de cacao en lugar de harina para que al desmoldarlo no se te quede el coulant blanquecino.
Si los tienes congelados, cuando enciendas el horno, los sacas a temperatura ambiente justo el tiempo de calentar el horno.

Y a ciento ochenta, con diez, doce  minutos conseguirás esta textura que ves en la foto. ( el tiempo siempre depende de cada horno. 

Yo lo hago así, y me va muy bien; pero otra forma de orientarte es cuando veas que el bizcocho ha levantado en capucha como se ve en la foto,

Si no lo congelas porque lo haces en el momento, con ocho o nueve minutos tienes suficiente