martes, 13 de septiembre de 2016

PASTEL DE CALABACIN



 Hola amigo@s:

Después de un tiempo de descanso, quiero compensaros con este delicioso pastel de calabacin que sin lugar a ninguna duda, es uno de los pasteles en salado mas ricos que tengo en mi cocina.
Este pastel es muy apropiado en verano cuando los calabacines están plenos de sabor y fundamentalmente porque es un plato muy cómodo de hacer y que lo puedes tener preparado de un día para otro sin la necesidad de andar de prisa y corriendo o con los calores de última hora en la cocina,( eso no quiere decir que no lo puedas disfrutar a lo largo del año a pesar de que su sabor como siempre digo sobre salga en su plena temporada.


Quizás lo más entretenido pueda ser el rehogado de las verduras que lleva pero que las puedes hacer con antelación y sin apenas darte cuenta ; porque el final es el horno quien se encarga del resto mientras tú haces otras cosas,




Asi de este tamaño vamos picando las verduras para que se hagan todas por igual y su textura sea muy agradable.



Luego con un poco de aceite de oliva en un cazo y a fuego moderado, las vamos rehogando siempre en este orden;cebolla, calabacin, tomate y palitos de cangrejo.



 Este es el momento de preparar el molde humedeciendo el papel de cocina que le ponemos a la larga para que quede bien pegado al fondo del horno y una vez unidos el resto de ingredientes, lo metemos al horno como en la receta principal os explico



 Y en unos veinte minutos, mirar como sale del horno listo para una vez frío, lo tenemos disponible para volcar en una tabla y trocear si es que lo vamos a gastar ; y si lo hacemos de un dia para otro, no es necesario moverlo del molde; simplemente tapamos con un papel film y a la nevera.


Como la salsa lleva ajo picadito, me gusta pasarlo por un colador, para deshacerlo y que deje todo su sabor pero que no se encuentre.


fijaros que presencia y que suavidad se aprecia en la foto.


VAMOS CON LOS INGREDIENTES
Seiscientos gramos de calabacín pelado
Una cebolla mediana
Un tomate
Cuatro huevos
Cincuenta gramos de queso rallado
Un vaso de leche
Aceite de oliva y sal
MODO DE HACERLO
Comenzamos troceando todas las verduras en trozos muy pequeños y por igual; Una vez lo tenemos todo listo, ponemos en una cazuela un poco de aceite y comenzamos a rehogar a fuego moderado  por este orden,
Lo primero la cebolla; y cuando ya empiece a estar blandita, el calabacín haciendo lo mismo,
Continuamos con el tomate que estará pelado; y por ultimo agregamos los palitos, privamos de sal , y retiramos del fuego.
Dejamos que temple un poco antes de juntarlo con el resto de los ingredientes si lo vamos a hacer en el momento , y por ultimo batimos los huevos, agregamos el queso rallado la leche y lo tenemos listo para poner en el molde .
El horno lo encendemos a 180  diez minutos antes. Ponemos agua en el fondo de la bandeja para el baño María y lo dejamos durante media hora.( esto es siempre dependiendo de la fuerza del horno; pero lo puedes comprobar pinchando con una aguja o palillo un poco largo y si sale limpio estará en su punto.
Para desmoldar el pastel mejor , puedes poner un papel de horno a la larga del molde y en el fondo, humedeciéndole con un poco de agua para que se quede bien pegado al fondo y pesándole un cuchillo por los dos extremos. Esto se hace en templado o frío,
Este pastel se puede tomar con cualquier saldas; pero queda muy fino con esta salsa que lleva que es muy sencilla de hacer y tiene un sabor muy suave
Si tienes un vaso de caldo de cocer gambas o langostinos, pones un poco de aceite en un cazo, picas un diente de ajo muy fino, lo doras un poco, agregas una cucharada de harina, la rehogas y  vas agregando el caldo sin dejar de remover hasta que tenga el espesor deseado.
Puedes agregar algo de agua si fuera necesario . Lo dejas cocer durante cinco minutos, lo pasas por un colador y con una cuchara deshaces los trozos de ajo para que den más sabor y no se encuentren, pruebas de sal y ya la tienes lista .


jueves, 26 de mayo de 2016

TAPA DE MORCILLA EN BASE DE BERENJENA


Esta tapa de morcilla en  base de berenjena, es algo novedoso y muy apetecible ya que después de su originalidad, lleva en su interior todo el sabor y jugosidad que le da la manzana dulce que antes hemos troceado y caramelizado en una sartén con un poco de mantequilla hasta conseguir una agradable textura ; para remataría al final con el contraste de la morcilla una vez libre de su piel y rehogada en una sartén a parte con un poco de aceite de oliva para unir con la manzana y  servir calentita encima de la berenjena que previamente hemos rebozado en harina y huevo.

Como veis es un entrante de lo más sencillo ; pero que es francamente agradable y sorprendente.


Creo que después de esta breve explicación, solo me resta poner los ingredientes necesarios  para poderlo comprobar.



INGREDIENTES

Una buena morcilla
Una manzana de golden
Una berenjena pelada y laminada
Una nuez de mantequilla para caramelizar la manzana
Un poco aceite de oliva para freír ligeramente la morcilla
Un huevo, harina y sal, para la berenjena.