viernes, 29 de enero de 2016

SUSPIROS DE AMANTES

Hoy os dejo este rico postre Turolense con su particular historia sobre los amantes..

Los suspiros de amante son unos bocados muy fáciles de hacer y con ellos tienes el éxito asegurado. 
El nombre viene por los amantes de Teruel, Isabel de segura y Juan Diego Martínez, dos jóvenes turolenses, ella de familia rica, él plebeyo.
 La pareja estaba muy enamorada, pero el padre de ella nunca consentiría casarla con un hombre sin fortuna, por lo que él le pidió que la esperase cinco años y le prometió que volvería con riquezas. 
Ella le esperó  cinco años, pero al no tener noticias de él, aceptó el matrimonio que le propuso su padre.
 A los pocos días Diego regresó y al ver que ella se había desposado le dijo que le diese un beso porque se moría.
 Ella le negó el beso por respeto a su marido y el cayó muerto. 
Isabel le contó a su marido lo ocurrido y este  se preocupó, porque la gente iba a pensar que él lo había matado, así que llevaron al muerto a casa del padre de ella.
 Isabel por el camino, empezó a pensar en lo mucho que la había querido Diego y el esfuerzo que había hecho para poder estar con ella, por lo que se fue a la iglesia de San Pedro y ella entonces besó al joven muerto y murió también. 

Las familias decidieron enterrarles juntos.

Creo que por eso el dicho popular. "Los amantes de Teruel, tonta ella y tonto él".
Están enterrados en el mausoleo de los amantes, en la iglesias de San Pedro, y todas las parejas de enamorados acuden a fotografiarse con ellos.
Pero dejemos la historia a un lado y vamos con los suspiros.

Es una recta tan sencilla, que viene muy bien para cuando se te presenta un" imprevisto" y en un periquete sales del paso; y encima hay que reconocer que es un bocado delicioso.



Para mi gusto recomiendo que las tartaletas sean así de finas y pequeñas.



Con la crema que formamos, quedan muy suaves al paladar. 


Y una vez bien frías, las espolvoreamos con azúcar vainillado .(lógicamente va en gustos; pero a mi me parece que forma una buena combinación. 


Como se ve en el corte, quedan muy finos y jugosos 


INGREDIENTES

Para treinta y dos tartaletas.
Ocho quesitos el caserio (digo del caserío porque para mi, son los mas finos)
ciento veinticinco gramos de mantequilla
y dos huevos.
SU ELABORACIÓN---

Su elaboración es tan sencilla que lo único que tenemos que hacer es batir los quesitos con los huevos, el azúcar y la mantequilla hasta que quede una crema fina

 Rellenamos las tartaletas con la crema y las metemos en el horno previamente precalentado solamente con el  grill, durante 10 minutos.

Los sacamos del horno, los dejamos enfriar, y ya tenemos un bocado delicioso, 

" Como vereis, no pueden ser mas sencillos".

La segunda opción es un pelin mas entretenida; y es que una vez batidos todos los ingredientes, antes de rellenar las tartaletas los pongo en un cazo al fuego y los cocino como si fueran natillas hasta que casi comienzan a hervir.
Los retiro del fuego y sigo moviendo con la barilla tres minutos .
Y en ese momento comienzo a rellenar las tartaletas.


sábado, 23 de enero de 2016

MI ROSCÓN DE REYES

Hola amigos;
Como lo prometido es deuda, y cuando ya nadie se acuerda de este tradicional postre, aquí estoy yo para recordaros y sobre todo para completar mi receta anterior de las naranjas confitadas ; que como se puede ver en las fotos quedaron muy bien, pero que luego en el roscón con el toque del horno, estupendas.
Asi que este es el motivo de que esta publicación se haya pasado de fecha; aunque tengo que confesaros que tengo la otra mitad de la masa congelada para sacarla en cualquier momento y por qué  no, volverlo a disfrutar...
Como bien se puede apreciar, la naranja confitada estaba brillante después de hornearla.


Este es el resultado de los ingredientes con los que sacare dos roscones de ocho raciones cada uno



Después de  toda la noche en reposo, aquí lo divido en dos  



 Y así metida la mitad, en una bolsa  para congelar, la guardo en el congelador para utilizarla cuando me apetezca



Asi de bajito comenzamos el roscón 


 Y este es el momento de incorporarlo en el horno que llegara a rebasar la altura del aro que tengo puesto en el centro



Aquí lo podemos ver cuando le saque del horno.Rebasaba como dos centímetros.



Y en el resto de las fotos podemos apreciar la presencia de la naranja confitada (todo un éxito)









INGREDIENTES PARA LA MASA MADRE.

70 gramos de leche
10 de levadura de panadería
130 gramos de harina

INGREDIENTES PARA EL ROSCÓN.

120 gramos de Azúcar  glas aromatizado (yo le pongo de vainilla)
Ralladura de una naranja
Ralladura de un limón. (Estas tres cosas, las mezclamos y reservamos)

INGREDIENTES PARA LA MASA:
60 gramos de leche
70 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
2 huevos grandes a temperatura ambiente
20 gramos de levadura a temperatura ambiente
25 de agua de azar, o de ron
450 de harina
Media cucharadita de al.

COMENZAMOS CON LA MASA  MADRE

Ponemos la leche en un cuenco un poco templada; y agregamos la levadura, que disolvemos con un tenedor.
Agregamos la harina; y comenzamos a envolverla con las manos, hasta formar una  bola que una vez bien unida, la pondremos en un bol lleno de agua templada.
Este proceso estará listo, cuando la bola suba hacia arriba. (Mas o menos unos diez minutos.

SEGUIMOS:

Mientras tanto, trituramos o rallamos las pieles de la naranja y el limón, y lo unimos al azúcar glas. (Si tenemos la thermomix, lo hacemos en ella junto con el azúcar).

Y AHORA YA VAMOS CON LA MASA EN GENERAL.

Tanto si se hace a mano como si se hace en la thermomix, son los mismos pasos; solo que si la haces a mano, el levado de la masa, dura bastante más tiempo.
Como este roscón le hice en la thermomix, os explico como fue.
Una vez pesados todos los ingredientes, voy agregando a la thermomix por este orden.
La leche, la levadura, el agua de azahar, o el ron, los huevos la mantequilla, la sal, el conjunto del azúcar y las pieles ralladas , la masa madre; y programo dos minutos a 40 grados y velocidad 2.
Agregas la mitad de la harina y programas 15 segundos velocidad 6.
Incorporas el resto  de harina y programas tres minutos velocidad espiga.
En este momento, tapas con un paño el vaso, y lo dejas que leve, hasta que rebose  el hueco del vaso.
En ese punto, lo destapas, y con la espátula, bajas la masa para abajo; la tapas  de nuevo y la pones otros dos minutos, a velocidad espiga.
La sacas del vaso, la moldeas en la encimera unos segundos ayudándote con unas gotas de aceite si se te pegan las manos o poniendo un poco de harina (como te sea mas comido) y después de amasarla un poco, la divides en dos; te saldrán dos roscones medianos.
Haces la forma del roscón, y lo pones en la bandeja del horno con un papel vegetal, y le colocas en el centro del horno poniendo este a 30 grados y con la puerta entreabierta hasta que doble su volumen.
En ese momento, sacas el roscón del horno y lo pones a 170.
Tendrás preparadas las frutas, y el azúcar humedecido con unas gotas de agua, y con almendras bien trituradas, o bien en láminas.
Con huevo batido y con una brocha, pincelas el roscón todo alrededor, con mucho cuidado de no pinchar en la masa, para que no se baje.
Colocas las frutas escarchadas y el azúcar y almendras, y lo metes de nuevo en el horno con un vaso de agua en el centro del agujero, durante veinte minutos.
Lo sacas, lo colocas encima de una rejilla, para que se enfríe, y cuando este frío, lo partes a la mitad, y si lo deseas, lo rellenas con nata, crema pastelera; o lo comes tal cual.
Con mi horno, esta es la temperatura perfecta para un roscón perfecto.

CONSEJOS

Para hacer la masa el dia anterior.


Sí  puedes, hacer hasta el paso del primer levado incluido.
Después de que haya subido ya de una manera importante, mételo toda la noche en el frigorífico para parar o retardar el proceso.
 Al día siguiente, sácalo una hora antes de ponerte a darle forma, para que la masa se atempere.

 Le das forma de roscón, lo dejas levar de nuevo dos o tres horas —puede incluso que algo más— hasta que doble su volumen y al horno