lunes, 23 de septiembre de 2013

¿ A QUÉ LLAMAS TU COMER BIEN ?


Creo que el concepto que tenemos sobre comer bien, suele ser bastante erróneo; ya que a simple vista, creemos que el comer bien, se basa en “comer mucho y caro”. (Nada más equivocado).
Pienso y estoy convencida; que el comer bien, se basa en comer de todo, pero  con moderación.
Para ello no hace falta que nuestro bolsillo nade en la abundancia y a la hora de hacer la compra nos tiremos a los productos más caros…
Otra cosa es que en momentos puntuales y siempre que nuestro bolsillo nos lo permita, hagamos la vista larga y digamos la frase esa de…”un día es un día...”
Pero en nuestra vida cotidiana y sobre todo  viviendo donde vivimos, creo que  gozamos de unos productos sanos, ricos y variados para el disfrute de cada día  y que al mismo tiempo nuestra dieta sea lo más  acertada y equilibrada.
El plato que hoy os presento, derrocha sencillez por los cuatro costados; pero  tiene algo muy importante y es, que  únicamente han pasado por  el frigorífico las sardinas…Así que os podéis imaginar qué placer ha sido  poder diferenciar  estos sabores.
Como siempre os digo, los productos de temporada nada tienen que ver  en el sabor, pero  si encima tienes un familiar o amigo que te los brinda de su propia cosecha. Ya ni te cuento.
Pues eso es justo lo que a mi me ha pasado con este plato combinado. Y como decía una persona a la que yo quise muchísimo,   “este plato es para comerle solo y en silencio”.
Y si nos ponemos a echar cuentas…. (Bueno, bonito y barato).
Así pues con unos tomates en su punto un poquito de aceite de oliva  y una cebolla troceada, hacemos la salsa  a fuego moderado con un puntito de sal y azúcar para matar su acidez.
Mientras tanto y en una sartén con un poco de aceite, troceamos en tiras los pimientos y poniendo una tapa encima para evitar que salpiquen, vamos friéndolos para después una vez atemperados quitarles las pieles.
Y por ultimo con abundante aceite de oliva, freímos el huevo y las sardinas enharinadas.
Imaginaros que plato más completo de vitaminas, proteínas y con el broche de” omega tres…”de las sardinas.
(Pues a esto le llamo yo comer bien.)


Simplemente con este color y textura, puedes apreciar cómo estaba la salsa.



Una vez troceados y en tiras, nos disponemos a freír 



 Y después de atemperados, los quitamos la piel y nos disponemos a emplatar.


 Y con el resto de ingredientes, montamos este delicioso y rico plato.



La yema de huevo debe quedar temblorosa para que se vierta entre los pimientos; y con un trocito de pan...  "Guau...qué rico."


19 comentarios:

lolines dijo...

Pues a este plato yo le llamo......
"comer requetebien!! que hay mas bueno que este huevo para mojar pan sin parar

Vero dijo...

Pues opino lo mismo que lolines! Esto no es sólo comer bien, sino requebien! Está de vicio! Ñammmmm..... Biquiños :)

Esther Outón dijo...

El mejor plato con que me puedes tener a gusto !! que rico y andamos con recetas que son dificiles y algo tan sencillo es lo ma rico del mundo uuufff....Besss

Mari Carmen dijo...

¡¡Desde luego que esto es comer bien!! Ya pillara yo ese platito... Besitos.

KRIS dijo...

Dios mio que colorcito tiene ese huevo, a mí las sardinas no me gustan pero lo demás ME RECHIFLA !!!

Desde luego tienes razón, no hace falta comerse un plato de caviar para comer bien.

Besotes

Maria Jose dijo...

Para mi el mejor plato sin dudarlo ya se con sardinas o choricitooooo¡¡¡¡ una delicia y no hace falta gastar mucho para comer bien. besos

Delicias Baruz dijo...

Cuanta razón tienes, a veces en lo más sencillo está lo más delicioso. Se hace la boca agua solo con ver ese plato, esa yema preparada para untar pan es un pecado. Un abrazo, Clara.

María Jesús dijo...

Un platazo.... maravilloso, me gusta :)

Paco dijo...

Buenos días Imaginación. Todo un manjar el plato que has preparado, rico, sano y económico. Has aprovechado muy bien estos productos que te han regalado tus amigos. Muchas veces el cuerpo también se merece un homenaje tan bueno como este.
Un beso Paco

cquek dijo...

it looks delicious

Juani dijo...

Niña que llevo tiempo buscándote pero me encaminaba siempre mal, pinchaba en cocinerase y me pone que el blog no existe y hoy he pensado miraré en Palentina y se hizo la luz, Encarna a veces soy mas negá.....pero ya te tengo controlada..jajjaaajaj, el plato de los buenos, buenos, te ha quedado algo muy rico y con mucho peso, este es de los de siempre y está pidiendo a gritos que alguien se lo coma, así que me lo llevo. Besosss preciosa.

mar dijo...

absolutamente de acuerdo contigo. Ahora mismo te añado al blog de favoritos, que no te tenia! besucos.

LA COCINERA DE BETULO dijo...

Tienes toda la razón, hay que comer de todo y en su justa medida.
Muchas veces los platos más sencillos son los que más suelen gustar y ante un huevo frito bien hecho hay que quitarse el sombrero.
Besos.

Angie dijo...

Para mí es comer muy muy bien, porque todo lo que has puesto en el plato me encanta........Besos

http://angiazucarycanela.blogspot.com

Nuria M. dijo...

Tienes razón en todo, comer bien es comer bien, no caro ni a base de tonterías. Me quedo con tu comida, te ha quedado un platazo de los buenos!
Un beso

doris dijo...

Por supuesto que sí, muchas personas van a comer rápido y no se fijan en lo que comen y van envenenando su cuerpo de toxinas malas para el. Tu plato es un canto a las buenas costumbres.Besos

María dijo...

Mi querida amiga, mira que no me gusta la soledad, pero este plato como decia esa persona me lo comeria sola, y en silencio, pero es tanto lo que me ha gustado que no me importaria tomarmelo con un ciento de personas, siempre que tuviera uno para mi solita, esta para hacerle mal de ojo, de verdad que me ha vuelto loca. Mil besicos tesoro

sofiaaurora dijo...

Buenos días Encarna y feliz domingo, me ha gustado mucho la entrada, que buenos esos huevos con productos de la tierra, no tiene nada que ver con los comprados, se me esta haciendo la boca agua ahora mismo, besos
Sofía

Eva dijo...

Estoy de acuerdo contigo, comer bien es comer de todo y con moderación y sobre todo que sea casero, importantísimo para mí.
Tu plato es una autentica maravilla, me encanta.
Besos.